Posts Tagged ‘femicide’

Los riesgos de ser mujer y luchadora social en Honduras

Publicado el Jueves, 10 de Marzo del 2016 en

http://www.contralosfemicidios.hn/centro-de-prensa/noticias-nacionales/item/los-riesgos-de-ser-mujer-y-luchadora-social-en-honduras

Los riesgos de ser mujer y luchadora social en Honduras
Mujeres símbolo de lucha, justicia, inclusión e igualdad. Foto: TMCF
Honduras. Sin duda que el flagelo de la violencia e impunidad en delitos  contra las mujeres   ya era un tema de relieve y recurrente en lo relacionado a la seguridad e integridad física de las personas en este país.

En febrero de 2016 el Ministerio Público y el instituto de la mujer crearon una unidad especial para investigar la muerte violenta de mujeres por razones de género, donde 4.018 féminas han sido asesinadas entre 2014 y 2015 y el 96 % están impunes. Sin embargo los resultados de la gestión aún son imperceptibles.

La evidencia de este cáncer, conceptualizado en el código penal con la figura de feminicidio, violencia doméstica e intrafamiliar, se aprecia a diario en los medios de comunicación masiva  nacionales.

El informe de las organizaciones feministas, denominado “Situaciones de la Violencia Contra las Mujeres en Honduras”, presentado en 2015 ante la relatora especial de las naciones unidas, indica que  desde el 2005 al 2013 la muerte violenta de mujeres ha aumentado en un 263.4%.

En el año 2013 cada 13.8 horas una mujer  fue asesinada en el país; al final de ese período anual se contabilizaron en total de 636 feminicidios en honduras.

Entre los factores que desencadenan esta lamentable situación asisten los altos niveles de inequidad económica y desigualdad, pobreza, corrupción y militarización social.

Según este informe elaborado por asociadas por lo justo, el Centro de Derechos de Mujeres (CDM), Centro de Estudios de la Mujer-Monduras(CEM-H) y el Foro de Mujeres por la Vida y la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos de Honduras, el 27% de las mujeres denuncian sufrir violencia física en algún momento de sus vidas.

Asimismo, en 6 años las denuncias de mujeres desaparecidas pasaron de 91 en 2008, a 347 en 2013, con un aumento de 281% en casos de mujeres, niñas y adolescentes reportadas a nivel nacional.

A esto se suman 155 denuncias más por delitos de desaparición, privación injusta de la libertad, secuestro y tráfico de personas.

En 2013 hubo 2,851 denuncias de violencia sexual, cada 3 horas se interpuso una denuncia aunque la estadística solo es una fracción del problema cuando las estimaciones que prevalecen en esta materia pasó, de 4.6 en 2008 a 8.6 en el 2010.

Otro estigma que persigue a las mujeres es la impunidad, un velo que impide el acceso a la justicia debido a que el 94.5 por ciento de los crímenes quedan sin resolver en instancias judiciales del país.

Las niñas también se exponen a las perores formas de trabajo infantil, al empezar su jornada laboral a edades tempranas; reciben menos remuneración por su trabajo; cumplen largas  jornadas laborales y esa relación sucede de manera clandestina o no reglamentaria.

Sin embargo, el asesinato alevoso de mujeres erigidas en símbolos de lucha,  justicia, inclusión e igualdad, como el de la dirigente campesina Margarita Murillo, en agosto de 2014, Janeth Kawas, en febrero de 1995 y el de Bertha Cáceres, la madrugada de este jueves, todos en similares circunstancias, resaltan de las frías estadísticas por la impunidad imperante en honduras.

Activistas exigen el fin de los feminicidios y la impunidad en Honduras

El 98 % de los 2.192 asesinatos de mujeres registrados entre 2010 y 2013 en Honduras están en la impunidad debido a la falta de investigación, según cifras de la Tribuna de Mujeres contra los Femicidios, que aglutina a siete organizaciones de féminas no gubernamentales. EFE/Archivo
El 98 % de los 2.192 asesinatos de mujeres registrados entre 2010 y 2013 en Honduras en impunidad.

25 de Marzo de 2014  Redacción: laprensa.hn / redaccion@laprensa.hn

El director de Oxfam Internacional, George Redman, declaró este martes a Efe que a esa organización “le preocupa mucho” el nivel de impunidad en las muertes de mujeres en Honduras.
Organizaciones feministas de Honduras, con el respaldo de Oxfam Internacional, exigieron hoy el fin la violencia que afecta a las mujeres en el país, donde han muerto 71 féminas en lo que va de año, así como de la impunidad que rodea esos casos.

El director de Oxfam Internacional, George Redman, declaró este martes a Efe que a esa organización “le preocupa mucho” el nivel de impunidad en las muertes de mujeres en Honduras.
El 98 % de los 2.192 asesinatos de mujeres registrados entre 2010 y 2013 en Honduras están en la impunidad debido a la falta de investigación, según cifras de la Tribuna de Mujeres contra los Femicidios, que aglutina a siete organizaciones de féminas no gubernamentales.

“La mujer en general sigue siendo víctima de una cultura muy patriarcal, además no cuenta con las mismas oportunidades y beneficios que se le otorgan a los hombres”, subrayó Redman.

Instó a los operadores de justicia a “cumplir con el debido proceso judicial” para reducir los niveles de impunidad en los casos de muerte de mujeres, que representan el 52 % de los 8,5 millones de habitantes del país centroamericano.

La petición fue hecha durante la presentación del “Premio Nacional por la comunicación para la Igualdad y contra la violencia de género”, auspiciada por la Tribuna de Mujeres contra los Femicidios y Oxfam Internacional.

En declaraciones a Efe, la coordinadora de la Tribuna de Mujeres, María Luisa Regalado, valoró el papel de los medios de comunicación y su importancia para concienciar a los ciudadanos para erradicar la violencia de género en Honduras.

“Con el premio buscamos reconocer el trabajo de los periodistas hondureños que dan visibilidad a la violencia que sufren las mujeres y educan a la población sobre los derechos de la mujer”, explicó Regalado.

Precisó que la convocatoria del premio está abierta hasta el 25 de octubre próximo y cuenta con tres categorías en las que podrán participar profesionales del periodismo vinculados a medios impresos, electrónicos, radio y televisión.

Las categorías del premio son: Reportaje, Imagen Periodística y Columna.

La presidenta del Comité de Mujeres por la Paz Visitación Padilla, Gladys Lanza, dijo por su parte a Efe que “es alarmante” el número de féminas asesinadas en los últimos cuatro años en Honduras.

“Nos duele ver que las autoridades hondureñas no hacen nada por investigar y castigar a los responsables de las muertes de mujeres”, subrayó.

Lanza señaló a la educación como “un factor clave” para erradicar la violencia de género en Honduras, y abogó “al papel fundamental” de los medios de comunicación para lograr “cambiar esa cultura patriarcal” que impera en el país.

En un comunicado, las activistas expresaron su “preocupación” por los altos niveles de violencia contra las mujeres en el país y “la indiferencia” de las autoridades hondureñas.

“Vemos con preocupación que aún cuando se ha tipificado la figura del femicidio no existe una aplicación de las leyes y se castiga a los responsables” señalaron.

En Honduras, el Código Penal tipifica el femicidio como delito grave y lo sanciona con penas de hasta 40 años de cárcel. 
Fuente:EFE

http://www.hondurastierralibre.com/2014/03/activistas-exigen-el-fin-de-los.html#more

Honduras election: could a woman lead country with high rate of femicides?

The most dangerous country for women to live in could be about to elect its first female president, but extreme gender discrimination remains retrenched
Theguardian.com, Friday 22 November 2013 12.46 GMT
Xiomara Castro

Commentators have suggested Xiomara Castro is a surrogate for her ex-president husband, Manuel Zelaya Photograph: Gustavo Amador/EPA

The prospect of a woman winning the Honduras presidency in elections would be remarkable in any circumstances, given traditional male domination of the political scene. But the fact that Xiomara Castro, wife of deposed leftist president Manuel Zelaya, is running neck-and-neck with the ruling-party candidate is little short of extraordinary, given that Honduras is the most dangerous country in the world for women.

A Honduran woman is murdered every 15 hours and countless others are subject to violence and assault each day, making the country the most hostile place on earth for women, with the exception of actual war zones such as Syria or Congo. The phenomenon has many causes, some specific to Honduras, others less so. It also has a name – femicide. And the latest figures, collated by campaigners, suggest the problem is getting worse.

“With the highest homicide rate in the world, the UN calls Honduras ‘the most dangerous [peace time] country’ on the planet,” said Jacky Repila of Raising Her Voice, an Oxfam-backed project that has attempted to extend the rights and capacity of women in developing countries to influence and participate in governance.

“Of the 22,000 cases [involving women] reported in 2012, less than 2% were investigated … Between 2003 and 2007 the number of men murdered in Honduras rose by 50% [but] this increased to 160% for women, rising to 258% for the 2002-2012 period,” Repila said.

Gender-based violence and discrimination is endemic in Honduras, campaigners say. The upsurge in femicide is linked to the illegal drugs trade – Honduras has become a favoured entrepot for Mexican drug cartels servicing the US market. It also partly reflects the rise of other forms of organised crime, including prostitution and trafficking, the country’s gun culture and the militarisation of society that followed the 2009 coup against Zelaya.

But other country-specific factors are at work, too, including a machismo-fuelled habit of subordinating women and blaming them for their own problems – itself the product of what Oxfam described as a “growing and tangible hatred towards women”. Human rights activists and academics point to extreme gender discrimination in the home and in society, government ministries, the judiciary and law enforcement authorities.

“The victims of femicide are predominantly young women, between the ages of 20 and 24. This has given rise to authorities avoiding their responsibility and stating that the victims were at least partially responsible for the crimes committed against them,” said a report by the country’s National Campaign Against Femicide.

“These young women are predominantly murdered on public roads, in their houses or in private residences. Such places are supposedly places of security and protection. Their bodies are dumped on open ground.”

The report went on: “The measures implemented by Honduran state to counteract the problem of violence are primarily repressive in nature. The combination of remilitarisation of society as well as the increase in use and carrying of weapons has had particularly violent consequences for women …

“Impunity is a persistent part of the problem. Police authorities have been implicated and directly involved in extra-judicial killings and specific cases of femicide. As a result citizens, especially women, have a very high level of mistrust of police.”

While some measures have been enacted to counteract femicide, it said, “the country’s judicial bodies continue to dismiss international norms on violence against women. Criminal proceedings are long, difficult and reflect the little value given to loss of life in Honduras.”

Castro has promised to “refound” Honduras and achieve greater security, in part by reducing the internal role of the military and creating a more responsive community police force. .

But it is unclear how Castro might bring about the profound cultural shift that is required. Exhibiting typical male chauvinism, political commentators suggest she is a mere surrogate for her ex-president husband and that if she is elected, it is he who will really be in charge.